martes, 4 de octubre de 2011

La pelota se fue de viaje

Aprovecho que por estos días se están jugando la etapa final del campeonato de beisbol de las Grandes Ligas para hacer una pequeña nota para todos los amantes cubanos del deporte de las bolas y los strikes que leen el blog, y también -¿por qué no?- para los que no son cubanos y para aquellos que el beisbol constituye pasión desbordada.

Una de las cosas que me hubiera gustado haber disfrutado en esta ciudad era un buen juego de Grandes Ligas, sentado en uno de los asientos del Estadio Olimpico, sede de los Expos de Montreal. Si hubiera llegado aquí un buen tiempo antes del 29 de septiembre del 2004 hubiera sido posible. Ese día fue un día sombrío en Montreal y para los jugadores que vieron como transcurría el último día de los Expos en suelo canadiense. Lamentablemente, el poco interés de los habitantes de la isla por su equipo de beisbol hizo que el mantener aquí una franquicia fuera algo totalmente irrentable, lo que trajo consigo que los Expos se mudaran desde hace ya siete años a la ciudad de Washington donde juegan ahora bajo otro nombre: Washington Nationals

Cuentan la gente de la ciudad que el enstusiasmo en Montreal comenzó a decaer a partir de la huelga de peloteros de 1994. Este evento hundió literalmente las esperanzas de los montrealeses fieles a su equipo desde que se creó en 1969. Siempre había sido un equipo sotanero por eso es que en el año de marras las esperanzas estaban cifradas en leyendas como Pedro Martínez, Moises Alou, Marquis Grissom y Larry Walker para pasar a las finales y quizás... ir por más. Pero la historia quiso que esto no ocurriera. Tenían amplia ventaja en su división ese año, tenían la mejor marca ganadora de todas las Mayores y habían logrado armar un excelente equipo. Era en ese momento que Canadá contaba con dos excelentes equipos de beisbol. Los Azulejos de Toronto (Toronto Bluejays) acababan de coronarse en las ediciones de 1992 y 1993. Era el momento perfecto.

La huelga impidió que el campeonato siguiera cuando ya se habían jugado 115 partidos. Quedaban unos 47 por jugar. No hubo post temporada, no hubo Serie Mundial. Al siguiente año vendieron a casi todo el equipo y los Expos ya nunca más lograron recuperarse de aquel descalabro. La gente poco a poco perdió la fe, se fue ausentando de los estadios y la historia terminó diez años después luego de varios tejemanejes y negocios no muy claros de su dueño que qeuería deshacerse del equipo a toda costa y salir de una ciudad y un conjunto que le daba más pérdidas y dolores de cabeza que ganancias.

Mucha gente quiere que la pelota regrese a Montreal. Será difícil. Hace falta mucho dinero y voluntad para eso. El hockey en este lugar acapará toda la atención de la prensa. Apenas en algunos periódicos se reseñan los resultados del día en las Mayores, pero de ahí no pasa. Al final, en Toronto, parte inglesa de Canadá el beisbol sí interesa y la gente va a ver a sus Azulejos como quiera que estén. Sin dudas, el fantasma francés ha hecho entre otras cosas que la gente se motive poco por el beisbol aquí. Está claro que el beisbol es un deporte anglosajón.

Lamentable para los cubanos para los cuales -entre los que me cuento- el beisbol es pasión. Pero, así es la vida, después que tuvieron su equipo, lo perdieron. Queda la esperanza, la esperanza de que alguien con mucho dinero y poder haga regresar la pelota a la ciudad. Se han creado asociaciones y comités que lo piden, sitios en Internet que reclaman el regreso, la gente extraña el beisbol, la gente quiere ver pelota de nuevo en Montreal. Personalmente creo que la pelota se fue de viaje... para nunca volver.

1 comentarios:

Alvaro Fernandez dijo...

Como olvidar a Andres Galarraga con los Expos (aunque le fue mejor en Colorado). Oye pero ni siquiera hay un equipo de triple A en Quebec? Saludos

Publicar un comentario

Utiliza un seudónimo o tu nombre para enviar un comentario. Si añades un comentario como "Anónimo" este sera eliminado. Gracias por tu colaboración.

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.



 
Diseño de Free WordPress Themes | Plantilla Blogger de Lasantha - Premium Blogger Themes | Dcreators